Lo que se oculta no desaparece, la memoria es el lugar en donde residen las imágenes abandonadas de tiempos lejanos, están escondidos de forma frágil los recuerdos del pasado. Como un susurro suave que florece en la mente; los recuerdos se tornan esenciales para el desarrollo y la supervivencia, el cerebro necesita almacenar recuerdos con el objeto de mantenernos vivos, este es un lazo entre la mente y el cuerpo que siempre se mantendrá unido en vida y solo podrá ser roto tras su muerte es un gesto con valor simbólico que no permite que exista el olvido. La memoria es un lugar pero también puede estar contenida en otros espacios de cotidianidad en este caso la casa, donde ya no son escenarios inertes, empiezan a cobran vida cuando somos conscientes de su significado o su semiótica al estar en confinamiento se puede ser más sensible a estas transformaciones de los lugares en los que se reside para mantenerse protegidos pero por convivencia se pueden convertir en espacios de conflictos, lugares amados e incluso fracturados al igual que puede ser un nido arquitectónico formado por capas donde reside el cuerpo, donde busca reencontrarse y volverse a sentir seguro como el primer lugar donde vivió de forma amada durante meses en posición fetal, todos estos simbolismos los trasladó al video con el propósito de generar una conexión de forma dinámica con el espectador.

Paula Salcedo Rodriguez (Bogotá D.C- Colombia 1999)
Cortar y pegar, memoria del espacio. 2020
Animación en stop motion.
Técnica: Video y técnicas múltiples de dibujo.

  • Facebook
  • Instagram