El telón es misterio y magia. La densa tela que cubre la boca del escenario nos impide ver lo que está del otro lado. Miramos ansiosos la cortina por si alguna sombra se escapa debajo de ella, y nos susurra lo que va a ocurrir en el escenario. Es en ese lugar donde las imágenes aparecen y desaparecen como en un espectáculo de ilusionismo, y juntas en un acto o más, construyen una noción específica de realidad. Solo es posible ver la magia cuando se ponen en marcha los mecanismos que harán visible la puesta en escena: luces, sonidos, vestuario, dramaturgia y escenografía esperan a un público que, fascinado por las visiones, una vez se abra el telón se preguntará: ¿Cuál es el truco?

Mariana Ortiz Navarro (Bogotá - Colombia, 1998)
Fantascopio, 2020
Instalación, performance y vídeo

Instagram

  • Facebook
  • Instagram